17a.jpg

La serie de atentados que sufrió Cataluña en agosto de 2017 dejó un total de 16 víctimas fatales y 152 heridos. Hoy, a un año del atropello masivo de La Rambla de Barcelona y del atentado en Cambrils, en INFAMIA hacemos un repaso de la otra víctima que sufrió este suceso: la ética periodística.

Traspasando líneas

En sentido literal, hubo periodistas que pasaron el límite: dos periodistas fueron denunciados por los Mossos por traspasar el precinto policial con el que se había delimitado uno de los domicilios que estaba siendo investigado a raíz del atentado.

mossos

Bulos

WhatsApp fue un hervidero de información falsa durante los días posteriores a los atentados. Se corrieron voces que alertaban de otros atentados inminentes. Pero el mensajero más popular de los teléfonos móviles no fue la única fuente de bulos tras los fatídicos sucesos que azotaron a Cataluña.

El que circuló con más velocidad fue el que, momentos después del atentado de La Rambla, aseguraba que uno de los terroristas se había atrincherado en un restaurante turco.

espanol3El mismo día del atentado, los Mossos desmentían esta información desde su cuenta de Twitter.

mossos2

No hay nadie atrincherado en ningún bar del centro de Barcelona. Hemos detenido a un hombre y lo tratamos como ataque terrorista .”

Otro bulo muy desafortunado fue el que aseguraba que se había encontrado con vida a un niño australiano al que se daba por desaparecido a raíz del atentado. Lamentablemente, el niño había fallecido como consecuencia del ataque.

En la siguiente imagen, se puede ver cómo en la web de La Sexta el contenido que daba esta información no se encuentra ya disponible, pero su URL delata el titular con el que se había difundido este bulo.

sexta

Imágenes

El criterio periodístico para evaluar qué imágenes debían trascender en los medios de comunicación también se vio en entredicho. Un vídeo en plano secuencia donde se veía a las víctimas del atentado tendidas en el suelo apenas concretado el ataque se hizo viral. Varios medios lo levantaron y difundieron, aunque la gran mayoría reculó tiempo después y lo quitó de sus páginas. Otros medios optaron por utilizar pantallazos del mencionado vídeo y otros utilizaron imágenes un tanto crudas sin siquiera pixelar las caras de quienes habían sufrido el atentado en carne propia.

Este ha sido uno de los aspectos que más polémica ha generado ya que quedó claro que no existe una método de actuación consensuado entre los diversos actores del periodismo español a la hora de difundir este tipo de imágenes de contenido altamente sensible y éticamente reprobable.

Cuando el propio medio se delata

En la vorágine de información, tanto verdadera como apócrifa, fueron muchos los medios a los que les costó seguir una línea, sin dejar al descubierto algunas incoherencias. El lunes 21 de agosto sobre las 16:17, OKdiario aseguraba que los investigadores seguían la pista del terrorista Younes Abouyaaqoub en Francia.

okdiario

Dos horas y media más tarde, el mismo medio aseguraba que el yihadista había sido abatido en Subirats (Barcelona) y le regalaba a sus lectores una foto en primer plano del finado.

okdiario3

El efecto de pixelado en el rostro de Abouyaaqoub ha sido agregado durante la edición de este artículo. En la publicación original, dicho efecto no está.

 

Todos los caminos conducen al Procés

Por último, aprovechando la coyuntura, varios medios intentaron trazar un inexistente puente entre el proceso independentista y los atentados en Cataluña.

elespanol4

El pronóstico le pertenece al director de El Español Pedro J. Ramírez y se encuentra en su columna de opinión del domingo 20 de agosto.

Con el tiempo, el 17A fue quedando atrás y desplazado parcialmente de la agenda informativa. Sin embargo, 365 días más tarde, su aniversario convoca a la memoria en homenaje de quienes perdieron la vida y para recordar que, ante sucesos tan terribles, el periodismo español aun tiene una deuda con la ética profesional.

0
0
0
s2smodern

Artículos relacionados