Pschz.jpg

Los políticos, ¿cobran mucho o cobran poco? Depende de con quién los compares.

Un militante socialista planteaba la cuestión el pasado 27 de noviembre a su secretario general directamente. Pedro Iniesta publicaba en IrisPress.com una ‘Carta Abierta a Pedro Sánchez’ que ha corrido por las redes y los whatsapp de cierta militancia pero no mucho más allá. Ante la reciente, y simbólica, subida de las cuotas de los afiliados, Iniesta se dirigía al máximo dirigente socialista recordándole que él cobra más que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Resulta curioso el escaso recorrido mediático de lo carta –aunque proceda de un militante de base, con un cargo regional menor– cuando medios nacionales o locales han reproducido las que reprochaban a Sánchez su deriva “poco española” en el asunto catalán o, esta también restringida en el alcance, su renuncia a presentar una alternativa contra Susana Díaz en las primarias del PSOE-A.

Aquí el texto íntegro de la carta.

Básicamente, en los dos párrafos clave de la misiva, y tomando datos del portal de Transparencia del PSOE, el militante murciano recordaba que Sánchez cobra 7.305,23€ al mes, que multiplicado por 14 pagas hace 102.273,22 euros anuales –un 28% más que Rajoy. Eso, neto. Iniesta calcula en su carta que sumando los gastos de Seguridad Social se añaden 13.954,46 euros.

Y lanza a Sánchez esta frase “entenderás el enfado de muchos militantes que cobran menos, en un año, de lo que, entre todos, le pagamos a la seguridad social en virtud de tu sueldo”. Añadiendo “nos estáis pidiendo un esfuerzo y vosotros vivís, con todo mi cariño y respeto, como una burguesía dentro del propio partido”.

Es cierto que Sánchez cobra más que Mariano Rajoy, que en el último dato hecho público, 2016, ganó 81.744 euros. Por otra parte, como recuerdan medios especializados en transparencia, como el muy clarificador Sueldos Públicos, siendo líder de la oposición Rajoy llegó a cobrar 240.000 euros anuales entre sueldo como presidente del PP y como diputado.

En 2015 Pablo Iglesias también ganó más que el presidente del Gobierno, por sumar sus sueldos como presentador de televisión y derechos de autor sobre sus diferentes publicaciones. Como diputado catalán y presidente de Cs, Albert Rivera también superaba ese sueldo. Actualmente cobra menos que 4.700 euros al mes del Congreso, sin sueldo del partido y con rentas por alquiler de inmuebles y derechos de autor.

El cargo electo mejor pagado de España, y es un dato que se vuelve a publicar cíclicamente, es la Presidencia del Congreso –194.548 euros al año–, seguida de la del Senado –177.135– y… la Presidencia de la Generalitat –145.470–. Un diputado cobra de base unos 2.800 euros al mes más complementos de diferente tipo si pertenece a alguna comisión, tiene desplazamiento, etc. En el caso de Sánchez, probablemente supondría un sueldo mayor que el actual, aunque no pagado directamente por su partido.

Iniesta es de Sangonera La Verde, Murcia, y de hecho hasta estas fechas ha ejercido representante en el Comité Regional de la Agrupación Socialista Murcia Campo Oeste. Es profesor de Lengua y Literatura en la Universidad Paris 10, donde reside y desde donde atendió a INFAMIA por teléfono.

Admite que el tema se presta a la demagogia pero cree “que tiene que ser una reflexión compartida por todos los socialistas, sin tener vergüenza del debate público. Me dolió que se nos pida un esfuerzo extra cuando hablamos de miembros de la Ejecutiva como Sánchez, Narbona o Gómez de Celis que cobran directamente de los militantes. El tema aquí es que Pedro Sánchez no es diputado, y aunque es cierto que en las primarias advirtió que se iba a liberar, no dijo la cifra”.

Añade que “no es necesaria una fe absoluta en el líder, podemos tener lealtad al partido y criticar al su líder de manera constructiva”. Añade que apoyó en el pasado las candidaturas de Carme Chacón, Eduardo Madina o Susana Díaz a la secretaría general “pero no soy –ista de ninguno de ellos”. “No es sólo es tema, que podrá parecer anecdótico, sino que en los dos mandatos de Sánchez se han apartado voces discordantes”. Iniesta no ha tenido, de momento, ningún tipo de respuesta oficial.

Un veterano militante de la Federación madrileña que no ha querido dar su nombre advertía a INFAMIA que “la carta no está mal, pero la actividad ordinaria del partido (gastos casas de pueblo, actividades, etc.) se paga con el "impuesto revolucionario": la parte que le quitan a los cargos públicos de su sueldo y se recoge de los grupos parlamentarios y municipales, descontados gastos de pagar liberados y materiales de oficina. Las cuotas del militante de base no suponen tanto, primero porque la militancia se ha visto muy reducida y segundo porque está muy envejecida y los jubilados tienen una cuota casi simbólica, como los parados; tercero, hay mucha morosidad en el pago”.

Añade que “son las familias políticas o los grupos de apoyo de los candidatos los que pagan a veces las cuotas para mantener los números de delegados en congresos y congresillos... Esta práctica es muy común en los pueblos y ciudades pequeñas, no sólo en el PSOE”.

Según el Informe Financiero del Ejercicio 2016 del PSOE –disponible también en su web de Transparencia–, de los 63.175.000 euros de Ingresos de la Actividad Ordinaria del partido el año pasado 44.404.000 fueron de origen público –subvenciones en función de la representación como las que tienen todos los partidos, aportaciones de los grupos institucionales o de seguridad– y 18.769.000 de origen privado. De estos últimos, 8.694.000 fueron cuotas de militantes y 7.239.000 aportaciones de cargos públicos.

Raúl, sin apellido, militante directo en Ferraz porque no quiso constar en su federación local, opina que “tiene bastante razón, sinceramente. Entiendo también que desde el partido puedan decir que ahora mismo ese debate está en el momento de que no toca porque hay elecciones catalanas. En la mayoría de los partidos la diferencia entre crear debate y dar por culo no está muy clara. Aún así considero que si se debería dar ejemplo por parte de todas las instituciones. Si esas cifras son las reales, una bajada del sueldo podría ser un detalle muy importante de cara a la imagen del Secretario General”.

Finalmente, otro militante, este andaluz, que como habrán adivinado tampoco quiere que se refleje su nombre, nos remata: “Yo, más que en todo esto que dice, entraría en el asunto de uso y abuso de coches oficiales, viajes ‘oficiales’, dietas...”.

0
0
0
s2smodern