13razones_por.jpg

Motivo 1: un parto largo

Es un poco difícil determinar en qué momento se gestó INFAMIA. Intentando sacar cuentas, encontré en Google Drive la minuta de una reunión en la que habíamos tirado ideas para hacer un pequeño documental sobre los afectados por la Hepatitis C y la dificultad que tenían entonces en acceder a un tratamiento novedoso de alta eficacia para combatir la enfermedad. Ese archivo data de junio de 2015.

Desde ese entonces hasta inicios de 2017, hubo una montaña rusa de ideas que se fueron quedando por el camino (incluido un documental apócrifo cuya premisa era que Franco no había muerto en el '75 y que se mantuvo con vida, en secreto, a lo largo de toda la Transición). Una sola sobrevivió: hacer una revista online.

De entre los tres, yo era el más experimentado en diseñar páginas web, así que recayó en mí la tarea de darle forma a la criatura. En tanto, las primarias del PSOE se nos impusieron como una cuenta regresiva: había que lanzar la página el 15 de mayo coincidiendo con el final de la contienda Susana vs Pedro.

No llegamos.

Motivo 2: la manito haciendo Fuck you!

No llegamos, peeeeero al menos nos animamos a abrir la cuenta de Twitter y, si mal no recuerdo, también la de Facebook. Desde la red social del pajarito azul, una manito haciendo fuck you! empezó a interpelar a algunos medios de comunicación, políticos y demás celebridades: éramos los chicos malos de la red de microblogging. Al menos a eso aspirábamos y, tal vez, no llegásemos a más que bullys de jardín de infantes.

Cada vez que Cano (principal timonel de la cuenta de Twitter) se desesperaba por la baja cantidad de seguidores, yo le respondía: “somos tres gorditos con una cuenta de Twitter que tiene una manito haciendo fuck you!, ¿qué querés?”.

Entre tanto, se estaban gestando los primeros artículos y el diseño avanzaba. La manito haciendo fuck you! en Twitter pasaba a ser una manito con página web propia.

Motivo 3: Podemos... meter la pata

El 12 de junio de 2017, INFAMIA vio la luz. Entre otras perlas ya un tanto vetustas, había un artículo en el cual les decíamos a otros medios de comunicación cuál era la forma correcta de darle una buena hostia a Podemos y cuándo valía la pena quedarse callado. Visto en retrospectiva, era simplemente cuestión de esperar a que el líder del partido se comprara una mansión para que sus mellizos puedan jugar libres del yugo capitalista.

Motivo 4: ¡Paren las rotativas!

Pero aunque las desventuras de la pareja Iglesias-Montero hayan dejado a nuestro artículo-debut un tanto desaggiornado, algo que no ha perdido vigencia es otra de las piezas con las que debutamos: la primera entrega de la serie ¡Paren las rotativas!

INFAMIA había nacido con espíritu de revancha: cansados de ir pasando por puestos de mierda en todos los medios de comunicación posibles, decidimos sacarle una foto a la cloaca de la industria de los medios para que el lector de a pie sepa de dónde viene el fétido tufillo y qué trae aparejado tal hedor en el universo de las noticias.

A cara tapada, colegas periodistas nos contaron algunas de las malas prácticas enquistadas en la profesión (generalmente, con un jefe que las habilita) que van en detrimento de la calidad informativa de las noticias.

Cuando terminamos la pieza, nos sobró material e ideas para seguir la serie, así que hubo una segunda y una tercera entrega (esta última dedicada a las mujeres periodistas que vio la luz un día antes del 8M).

Motivo 5: No somos El Mundo Today

INFAMIA iba tomando forma. Ya era algo más que una cuenta de Twitter con una manito haciendo fuck you!, pero todavía había que darla a conocer (¡tarea jamás completada!). La frase de presentación era algo así como “informamos desde la crítica y criticamos desde la sátira”.

-¡Ah! Como El Mundo Today- nos decían.

-¡NOOOOO! No somos El Mundo Today. Nosotros escribimos sobre cosas que pasan en serio... bueno, algunas no, pero son las menos- nos desvivíamos en responder.

-Entonces no me queda muy claro de qué van.

Llegados a ese punto, teníamos dos caminos: seguir para adelante para que la página tomara identidad o sucumbir en el intento. Y aquí estamos.

Motivo 6: Bloqueados

En cierta medida, nos hacía ilusión que nos consideraran unos faltones y hasta fantaseamos con hacer un casting de haters. Incluso llegamos a celebrar que nos bloquearan en Twitter ciertos personajes públicos e instituciones como la Fundación Francisco Franco e Isabel San Sebastián.

También son combustible para seguir adelante algunos mensajes plagados de insultos que recibimos en nuestras redes sociales (tanto las de la página como en las nuestras personales). Está claro que hay gente que interpretó al pie de la letra nuestro escudo de armas.

Motivo 7: El temita ese de Cataluña

Entrados en ritmo, el 1-O nos encontró con la guardia en alto para hacer una cobertura a lo INFAMIA. Cano se escapó a Barcelona para ver en primera persona cómo se llevaba a cabo el “referéndum”. Nos aseguró que, de haber querido, podría haber votado, pero como no había ninguna papeleta de “Viva el Betis manquepierda” se abstuvo.

El referéndum y la fallida DUI dieron sus frutos infames: No va con nosotros y HOSTIAS se convirtieron en nuestros primeros hits de lectores.

Motivo 8: Presentación en sociedad

Llegado 2018, el siguiente objetivo era presentarnos ante esos mismos medios a los que estábamos criticando. Guardia y Cano eran ya asiduos asistentes del Congreso de Periodismo Digital de Huesca y remarcaron que sería un pequeño logro estar encima del escenario del Palacio de Congresos oscense.

Quedamos seleccionados en la sección de nuevos proyectos. Uno de los tres se tenía que subir a las tablas a hablar. Fuimos tan valientes que decidimos echarlo a la suerte: me tocó a mí. El resultado es el que se puede ver a continuación.

Esa noche tuvimos nuestro pequeño momento rockstar. En el guateque oficial del Congreso, unos estudiantes de periodismo nos pararon y nos preguntaron “¿¡Ustedes son los de INFAMIA!?”. Durante un buen rato, lo reconozco, nuestro ego rozó el techo de aquel bareto reconvertido en fiestuki para los trabajadores de la industria de los medios de comunicación.

No obstante, la presentación en Huesca no nos garantizó dinero, fama, ni encamarnos con ninguna celebrity del mundo del periodismo, aunque cabe destacar que Arsenio Escolar ya había sodomizado (sin permiso) a uno de nosotros cuando lo echó del 20minutos por presiones de un concejal.

Motivo 9: Fuego negro

Al regreso de Huesca, la actualidad informativa estaba más furiosa que nunca. El multicultural barrio de Lavapiés se convirtió en escenario de una batalla campal entre varios residentes y la policía tras la muerte en circunstancias dudosas de un mantero.

Cano y Guardia no pudieron eludir el conflicto: literalmente estaba en la puerta del piso de uno de ellos. Bajaron a testimoniar lo que estaba sucediendo y le dieron forma a un par de crónicas (Lavapies, fuego amigo y ¿Qué más da como murió Mame Mbaye?).

Motivo 10: Periodismo amarillo

Prácticamente al mismo tiempo, el caso del Niño Gabriel conmocionaba a toda la sociedad española. Particularmente afectados se vieron unos cuantos periodistas que vieron sus capacidades intelectuales impedidas. En especial, el sentido de la decencia, el profesionalismo y el buen gusto.

La muerte de ese niño en manos de la pareja de su padre sacó lo peor del periodismo español. Desde INFAMIA, intentamos hacer un modesto contrapeso con piezas como Los filtros amarillos del Caso Gabriel y Hallan el cadáver del periodismo en el maletero de un coche.

Motivo 11: Píldoras

Las colaboraciones externas habían sido tema de debate durante varias charlas. Aunque nos gustaba mucho la idea de poder darles un espacio a colaboradores a los que tenemos en alta estima profesional, la imposibilidad de retribuirles económicamente su trabajo siempre fue una barrera que nos impedía darle luz verde a la aparición en INFAMIA de otros nombres más allá de Guardia, Cano y Castro.

Sin embargo, encontramos la manera de esquivar nuestro dilema moral de la mano de un colaborador de lujo: nuestro colega Ortega el Barbas, que ya había nutrido su blog Píldoras de Historia de unos cuantos artículos donde ofrece una singular genealogía del curso de la Historia. Con su permiso, procedimos a republicar varios de estos textos.

Motivo 12: Aniversario

Cuando esta fecha se iba acercando, fantaseamos con hacer un gran evento: alquilar un local, invitar a amigos, colegas de profesión y a todo aquel que quisiera verles las caras a tres gorditos que hicieron que una cuenta de Twitter con una manito haciendo fuck you! haya cumplido un año de vida y que, en el camino, han dejado algunas piezas informativas de las cuales nos enorgullecemos.

Sin embargo, llegamos “en reserva”. INFAMIA había nacido sin ánimo de lucro (a corto plazo) y eso se hizo sentir en los momentos en que las prioridades pasaban por otro lado: los compromisos con el trabajo que realmente llena la nevera, las circunstancias personales, familiares y otras yerbas.

Para resumir y no ser cansino, entre el 12 de junio de 2017 y el 12 de junio de 2018, nos pasó todo esto:

-Uno se fue a vivir a Portugal.

-Otro se fue a vivir a Canarias.

-Ambos volvieron.

-Uno se fue a Argentina.

-Otro se fue a Argentina... ¡dos veces!

-A uno lo echaron del trabajo.

-Uno se quedo sin piso porque se lo hicieron AirBnB.

-Otro también.

-Uno se fumó el infarto de su madre.

-Otro cambió de trabajo.

-Uno se va a vivir a Galicia.

En el medio de todo esto, nos emborrachamos: con alcohol, pero también con información porque a lo largo del año de vida de INFAMIA pasaron cosas como:

-El “referéndum” y sus hostias.

-Los más de cien incendios en Galicia en 24 horas.

-El ex vicepresidente de Argentina preso.

-La ex vicepresidenta de España presidiendo Cataluña.

-Perú se clasifica al Mundial.

-La muerte de un mantero en Lavapiés.

-El asesinato de un niño en manos de la pareja de su padre.

-La renuncia de Cifuentes por el máster y las cremas.

-El juicio a La Manada.

-La sentencia de la Gürtel.

-La moción de censura a M.Rajoy.

-Pedro Sánchez Presidente.

¿Quién lo iba a imaginar? El PSOE liderando el gobierno y un proyecto en el que participo como padre fundador todavía en pie al cabo de un año.

Motivo 13: Un futuro infame

Fue un año con altibajos. Hay meses en los que nos leyó mucha gente y meses en los que no nos leyeron ni nuestros familiares. Nos queda mucho camino por recorrer, pero reconforta mirar hacia atrás y ver que no estamos en el punto de partida.

Haber llegado a cumplir un año es un aliciente para seguir haciendo INFAMIA, pero no basta. El último motivo porque el que quiero que este proyecto siga cumpliendo años es que esa manito en alto haciendo fuck you! representa muchos delirios que tuvimos y que quedaron en la nada, pero también muchas ideas retorcidas que se pudieron concretar y hoy cumplen un año en el ciberespacio.

Gracias por esta locura.

¡Fuck you a todos!

0
0
0
s2smodern